Aquel verano del 17..

Aquel verano del 17..
8 septiembre, 2017 Fran

Discúlpeme el lector, pero no quiero simplificar con esquemas lo que voy a compartir con usted. Lo digo por si adora el lenguaje de 140 caracteres o las infografías…

La vuelta de las vacaciones, sobre todo las de verano, en donde el nivel de desconexión es mayor, nunca es un buen trago….. Es corta, es rápida, es ineludible y no es nueva la transición, pero, siempre es un pesar, un paso procesional que se inicia con el curioso lento acercamiento al hogar productivo que se recorre con 40 grados, con el coche más lleno de lo que se hizo la ilusionante partida hace unas pocas y fugaces semanas y a una media de 35 km/h.

Aquel verano del 17

Pues en efecto, la vuelta es lo que es, creo que sobran palabras si les remito a las imágenes de caras que todos están imaginando.

Pero, esta vuelta del verano del 17 si es verdad que será algo un poco diferente, hablo en general por supuesto, si ustedes me lo permiten… Lo expresaré en algunas realidades que deberemos gestionar.

Primera realidad a gestionar: Mi propia preparación

Esta vuelta se hace con la plena conciencia general que este 2017 marca un claro punto de inflexión en la década anterior. Desde 2007 hasta 2016, cada año hacía aflorar un nuevo síntoma que como resultante traía más personas en el paro, más depresión social, más desesperanza…. Recuerdo a mi padre, que en Paz descanse, que en 2012,- renació en 2014 -,  que me decía…: “es curioso, pero tengo la sensación que ya nunca volveré a ver a España con tanta riqueza y trabajo como hace unos años.., es como si hubiésemos caído por una cascada y volver a subirla llevará tantos años que no creo que yo esté aquí para verlo, …,” La sensación de abismo era notoria y real, y mi padre, lamentablemente, tuvo razón.

Este 2017 es diferente, las empresas, ya no sólo confían en el futuro, sino que hay la clara coincidencia que “nos lo hemos ganado”. El comportamiento de los españoles durante la crisis ha sido ejemplar: más esfuerzo, más preparación, menos ingresos, menos gastos, más innovación y más reflexión de cómo salir reforzados de este largo paréntesis.

La consecuencia es que el Q4 del 2017, es decir, desde Septiembre a Diciembre, las previsiones de trabajo son muy grandes e intensas. Por tanto, volviendo de vacaciones, es casi seguro que vamos a ir al 150%, con un nivel de tensión, de responsabilidad de tener muchos platos girando a la vez, muy alta.

Querido compañero, es claro no vamos a tener tiempo de hacer una transición tranquila. Si  desea hacerla, regrese al menos cuatro días antes de empezar su trabajo y vaya transitando de forma un poco más tangencial.: habrá menos tráfico, disfrute de su barrio y su ciudad unos días, desayune en la terraza mientras lee la prensa (de papel) con calma, oiga los pájaros. Prepare con parsimonia todo aquello que crea debe ser el motor de la vuelta al trabajo  disfrute de pensar en la maravilla que es volver con trabajo, con retos, con tensiones profesionales positivas que requerirán que saque no sólo lo mejor de usted, sino un montón de cosas que aún está por descubrir y quizás, le sorprendan gratamente.

Segunda realidad a gestionar: La gestión de la vuelta como grupo familiar

Ya hemos visto que usted estará hasta arriba de trabajo y tensión profesional, pero…, su cónyuge, exactamente igual, y además tendrá que comprar los libros y los uniformes de los colegios de los niños, deberá hacer la primera gran compra, pues la nevera quedó deliberadamente vacía para irse, deberá lavar toda la ropa que trae, tenderla, plancharla, coser lo que quedó roto y ordenarlo en los armarios, limpiar la casa, visitar a sus padres, …, y desaparecerán de su cuenta corriente varios miles de euros de su VISA, a la cual hemos dado una alegría indescriptible en este mes de Agosto…

Tensiones. Y esas tensiones familiares tienen un impacto directo sobre la productividad en nuestros trabajos. Resta concentración y efectividad a las tareas que nos tocan abordar después del periodo vacacional.

Por otro lado, no es baladí que los managers y directivos tienen una media de edad mayor de 41 años, y en la mayoría de los casos, están casados y con dos hijos, de entre 22 y 12 años de edad (fuente: estudios sociodemográficos de Watch&Act con más de 270.000 empleados de 120 empresas). Es decir, casi en plena adolescencia, lo que les hará pasar un retorno vacacional familiar de mayor “intensidad” y cuyo traslado al trabajo, en forma de alta exigencia, mal humor, falta de empatía, etc., serán más fácilmente aflorables.

Bueno, en estas semanas posteriores a la llegada de sus vacaciones, no pretenda tenerlo todo reordenado de manera rápida, permítase ir gestionando el caos hasta llegar al orden familiar que engrana con el motor de la, también, maravillosa rutina.

Tercera realidad a gestionar: La gestión del entorno social

Van a pasar cosas. Muchas cosas que nos presentan un otoño con alta intensidad social, y esto también nos afecta y debemos gestionarlo.

Tendremos un momento de gran interés que será la reacción de los movimientos antisistema y separatistas ante la última frustración del incumplimiento de sus promesas a sus radicales fans, y cómo la sociedad española absorbe estos esténtores y estabiliza la convivencia, restañando las heridas sociales que este breve e intenso devenir ha supuesto para personas, profesionales, empresas y sociedad.

Gestión del entorno social

Tendremos una interesante excitación deportiva. El campeonato de Europa de Baloncesto, con quizás, la última oportunidad de ver a Pau Gasol, ese español ejemplar, jugar representándonos a todos.

El arranque de La Liga y la Champions será también interesante, con nuevas incorporaciones de excelentes jugadores que, a buen seguro, harán que de nuevo, los lunes, la oficina sea un hervidero de reproches y estereotipos.

Y en muy poco tiempo, llegarán el puente del Pilar, las noches de Difuntos y la Navidad, que, en el inicio, quizás nos haga millonarios o, seguro nos haga disfrutar con las sonrisas, saltos y abrazos de los agraciados con el Gordo de 2017.

Estimados compañeros, para terminar, una frase de San José María Escrivá de Balaguer que decía cada mañana y que, sinceramente, nos vendrá bien decirla cada mañana a nosotros también:

¡¡ “Señor, no me hagas en día fácil., házmelo apasionante”!!

Pues eso…., nos espera un cuatrimestre apasionante, …, no lo dejes escapar!!!

Luis Fernando Rodríguez

Watch&Act

CEO

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*