Comprometidos ¿contra QUIÉN?

Comprometidos ¿contra QUIÉN?
18 septiembre, 2017 Fran

Abeja comprometidaEl compromiso es un estado motivacional positivo y un posicionamiento psicológico relacionado con las acciones, comportamientos y hechos, que se caracteriza por el vigor, por los altos niveles de fe y pasión por el alcance del resultado mientras se realiza y por el deseo de esforzarse por realizar dicha tarea con excelencia, yendo frecuentemente más allá, adentrándose en propuestas de mejora, en alentar a los equipos a alcanzar sus objetivos, a argumentar beneficios a compañeros desmotivados, a buscar la eficiencia, a superar la expectativa del cliente, a reforzar los valores con comportamientos ejemplares, etc..

Este estado de alta involucración se presenta de manera análoga en momentos de crecimiento y también de dificultad, dotando de un sentido ambas situaciones, totalmente opuesto a la pasividad o la apatía.

Esta dedicación del empleado comprometido con el proyecto que la empresa o el país le ofrecen, se manifiesta con sentimientos de significado, entusiasmo, orgullo y reto por el trabajo y su contribución.

Por tanto, estamos ante el gran motor de una Sociedad, y quizás, al que menos “se le engrasa”…. una paradoja de enorme importancia que merece ser atendida con foco desde cualquier persona con ciudadanía.

¿Cuáles son las palancas del Compromiso?

En Watch&Act partimos de una premisa y es que las personas nacemos con un genoma que nos impulsa a un compulsivo, irrefrenable e insaciable deseo de mejorar, ambición de superar., y cuando esta actitud no aparece, es porque se han taponado dichos accesos psicológicos del profesional que le impiden acceder al mundo de enormes matices y riqueza que el compromiso le abre.
Nuestro expertise se focaliza en entender qué aspectos frenan o impulsan el compromiso de una persona con la propuesta de valor que la empresa le ofrece, y de esta forma, poder actuar adecuadamente sobre ella para mejorarla o anclarla.

Enfoque de la generación de Compromiso desde una gestión Empresarial

A través del estudio de numerosos expertos a nivel mundial y entidades de reconocido prestigio como Watch&Act, Harvard. MIT, Gallup, CEB, MarsíaSalanova (Universidad de Castellón) o Eva Gallardo (Universidad de Barcelona), en base a la actual realidad socioeconómica de las personas, países y empresas, el compromiso debería ser la figura troncal de gestión de personas en las organizaciones en la actualidad, y sus palancas generales son (según el Modelo Fourflags © para la Gestión Proactiva del Compromiso de Watch&Act):

  1. Cómo genera compromiso la Empresa sobre el empleados
  2. Cómo se genera compromiso a través de los Jefes y Líderes
  3. Cómo generan compromiso los Equipos
  4. Cómo generan compromiso las Tareas que el profesional realiza

Enfoque de la generación de compromiso

Enfoque de la generación de Compromiso desde una gestión de los Público

El compromiso mutuo entre los Ciudadanos con su Nación y de los representantes políticos y los servidores públicos (funcionarios), debería ser la gran palanca de transformación de la Sociedad española en su conjunto.
El compromiso nos aleja de la confrontación y nos ayuda a converger sobre puntos comunes, ilusionantes y retadores, que benefician a todos y perjudican a nadie. De ahí su enorme valor.

Las palancas que mueven el compromiso mutuo de una Sociedad son:

  1. Cómo genera compromiso a través de las Instituciones Públicas y las Administraciones y su alineamiento con los valores que representan a la Sociedad en su conjunto
  2. Cómo se genera compromiso a través de los Líderes políticos y personas de referencia para el Ciudadano
  3. Cómo generan compromiso a través del tejido empresarial y la actividad económica
  4. Cómo generan compromiso a través del nivel de calidad de la participación del Ciudadano con el devenir de su Sociedad

Palancas del compromiso socio político

El Compromiso “en contra”

¿Se imaginan poner ahora el Compromiso a trabajar “en contra” del otro?
El daño social, empresaria y personal es exponencial.
Pues aunque parezca que sólo una persona víctima de la estulticia a algún virus sobre las meninges podría actuar así, construyendo el compromiso con la autodestrucción, ¡¡existen!!
¿Cómo los detectamos? Con seis comportamientos fácilmente visibles e identificables:

  1. NO SOY DE ESTOS. Se sienten mal tratados por las Instituciones o por su empresa, a la cual perciben desprestigiada, contagiada, enferma, y él se ve fuera como salvado, inmune.
  2. NO QUIERO LO QUE TENGO. Los que se sienten razonablemente orgullosos, con sentido de pertenencia e implicados en el devenir de su organización o en su Sociedad, es visto como enemigo, como peligro al que hay que destruir.
  3. NO RECONOZCO LA AUTORIDAD. Los referentes o líderes son vistos como no merecedores de su posición y responsabilidad.
  4. LAS REGLAS SON BARRERAS AL CRECIMIENTO. Las leyes o normas no gustan, son percibidas como corsés que impiden el desarrollo de personas como ellas. Hay que saltarse las leyes y normas y esto es visto como un signo de grupo. O quizás sería mejor decir, de secta.
  5. LOS GRUPOS SOCIALES SON REBAÑOS FÁCILMENTE AMILANABLES. Los grupos y/o equipos que conforman partes o un todo de una empresa o un territorio, se interpretan como rebaños pasivos y adormecidos de las drogas que la decadente Sociedad o empresa que combaten que son fácilmente excluidos y despreciados sin ninguna oposición. Aún más cuando haya demostraciones de fuerza y de convicción con la ruptura del statu quo.
  6. DESHACER ES MEJOR QUE HACER. Lo que se hace, las tareas, no valen porque responden a las directrices que los jefes y líderes desean, por tanto, alejan a los individuos de la transformación y la revolución.

¿No nos suena? ¿Qué hacer?

Estos individuos son realmente peligrosos para la Sociedad y para las empresas.

Son pintorescos, de eso no cabe duda. Y forman parte de la Sociedad y del momento que nos ha tocado vivir. Pero deber ser conscientes de su “peligro continuo de extinción” y de que forman parte de “colonias” controladas.

Acciones de cauterización socioempresarial

Hay dos acciones que dan grandes resultados y rápidos:

  1. Deben saber que son pocos. Debemos hacer visible su escasa capacidad, aunque el respeto y la tolerancia a su “diferente” forma de pensar y sentir.
  2. Deben saber que tienen escaso poder. Aislar sus intervenciones. No dar visibilidad a sus actuaciones y propuestas.

Pues ahora luchemos con pasión por seguir CONSTRUYENDO COMPROMISO POSITIVO desde la empresa, desde las Instituciones Públicas y desde nosotros como personas dueñas de decidir dejar un legado del que sólo nos permitamos sentirnos orgullos.
Un saludo.

Luis F. Rodríguez
Watch&Act
CEO

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*