Cuando las “gracias” no son pecado….

Cuando las “gracias” no son pecado….
16 enero, 2018 Fran

Sí, quiero transmitirte que me importas, que eres importante para mí….

Ese es el objetivo del regalo que, aprovechando un momento emblemático del año, como suelen ser las Navidades y el cierre del año, las empresas, envían a sus clientes prioritarios.
Este regalo cumple de lleno la Ley de Paretto: 80% Corazón | 20% Coste. El motivo es fácil, el valor del regalo siempre se minusvalora por el que lo recibe en más de un 40%, según un estudio hecho por el prestigioso economista Waldfogel que confirmó científicamente que:

“Por más lindo y costoso que sea un regalo, quien lo recibe nunca le da el valor que realmente se pagó por él” Con frecuencia, señala, es menor. Si un presente costó US$100, quien lo recibe estima que salió US$60”. (Diario La Nación 21/12/2017)

Regalar es bonito y denota aprecio, generosidad, recuerdo, felicidad y compromiso, junto con cuidado y detalle. Que traducido al mundo empresarial es trasmitir:

  • ¡Gracias por creer en nosotros!
  • ¡Déjame compartir mi alegría contigo, al menos, un poquito!
  • ¡Quiero recordar con un pequeño detalle todo un año de trabajo juntos!
  • ¡Darte esto y que te guste es mi mejor regalo!
  • ¡Quiero seguir así!
  • ¡Y sobre todo,…, eres parte de nuestro equipo!

Pero también es cierto que esta crisis, 2007 – 2015, ha aflorado un problema social de primera magnitud: la corrupción, en donde han aparecido los “autoregalos”, en donde uno da para recibir y otro pide para dar, desdibujando el regalo entre empresa y cliente y haciendo configurar una imagen de cuasi corruptela y de sospecha que hace que quién lo reciba, lo enseñe y visibilice entre todos para decir: “mirad, esto es para todos, yo no soy corrupto, veis!

Sátira aparte, regalar es un placer y si es moderado, sincero y noble, es un momento de gran alegría para la empresa y que compartimos todos los empleados con máxima alegría y sentimiento de marca.

Para nosotros, cada año es así. Y este ha sido nuestro regalo este año: ¡!Oro, Incienso y Mirra!! ¿Os suena? Leedlo con al menos, una alegoría. Os envíanos una foto:

¡¡Feliz Año, 2018!!

Watch&Act

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*