Efecto Ancla

Efecto Ancla
28 Marzo, 2017 Luis F. Rodriguez

Cambiar es también saber qué no cambiar y saber cómo hacer que los cambios del entorno no se lleven por delante la tradición.

Efecto ancla

En definitiva, es la maravillosa gestión de las paradojas o de los contrarios a la opinión común, es decir, la riqueza de la pobreza, el silencio de los gritos, la soledad de la multitud, o, en nuestro caso, la conservación de la transformación.

En eso los británicos son expertos, avanzan pero conservan. No tenemos más que ver su “té de las cinco”, sus “London Cabs”, sus “autobuses de dos plantas”, el “Rolls Royce”, sus “tocados” en Grand National, su cambio de guardia en Buckinghan Palace o su modelo de Diplomacia, perdurable a través de los siglos y marcada por su firme flema.

Análogamente, otras instituciones se caracterizan por su enorme éxito para conservar sus valores y modelos que les hacen reconocibles a través de los siglos. Hablo del Vaticano, donde sus acciones, se caracterizan por saber mantener la “Tradición” a pesar de los cambios que siglo tras siglo, si, remarco lo de “siglo tras siglo”, van surgiendo.

En el mundo empresarial, sin nos fijamos en las empresas que van consolidando su marca a través del devenir del tiempo, una de sus características fundamentales es que los cambios no han “barrido” su fondo. Han sabido transformarse, pero lo más difícil ha sido saber mantener lo que les ha hecho reconocibles durante todos los saltos que los contextos socioeconómicos han ido trayendo.

En esta reflexión, punto el acento en la importancia de no dejar que el futuro te haga irreconocible. Es como si la empresa estuviese sometida al “lifting” continuo y a eso la llamamos “transformación digital”, “innovación” o “flexibilidad”, aunque realmente lo que nos pasa es que los cambios ya no nos hacen reconocibles ni para los más allegados (nuestros clientes).

En los cambios, debemos saber qué no cambiar y poner acciones específicas para “ANCLAR” dichos aspectos “intocables”.

¡Muchas gracias!

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*