¿Puedo robar a mi empresa, por favor?

¿Puedo robar a mi empresa, por favor?
24 enero, 2018 Fran

La falta de compromiso mutuo entre empresa y empleado abre la puerta de par en par a comportamientos tóxicos

El fallo del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH) a favor de las cinco cajeras de supermercado que fueron despedidas por robar y que ha condenado a España por no proteger la privacidad de dichas personas, merece alguna reflexión y análisis de dicha situación.

robar a mi empresa

  • ¿Cuándo la empresa paga a un espía para verificar si un profesional de baja está realmente “inactivo” significa desprotección de la privacidad?
  • ¿Cuándo Google me dice que me ha grabado el camino que he hecho hoy, se desprotege mi privacidad (ver sentencia del TSJ de Asturias que avaló el despido de un comercial que cobraba dietas cuando en realidad estaba en su casa)?
  • ¿Cuándo las analíticas de las Intranets de las empresas recogen todos mis accesos durante el día a software o páginas web significa desprotección de mi privacidad?
  • ¿Leer un whatsapp privado como leemos cada día en los periódicos, es no proteger la privacidad…?

Como profesionales, los espacios legales que recogen estas actuaciones no son nítidos ni mucho menos.

Sin duda, tecnología y control van muy unidad, igual que tecnología y flexibilidad, por tanto, ¿cómo convivir con tantos grados de libertad si existe desconfianza? Sólo con compromiso mutuo.

¡Cinco cajeras, son muchas cajeras! ¿todas son ladronas compulsivas? ¿el método de selección de la empresa es tan desastroso? ¿puede un empleado “justificar” el hurto como reacción a su falta absoluta de compromiso, sentimiento de mal trato, de malas condiciones laborales, etc., que percibe que la empresa le infringe? Sin duda, el robo “grupal” de las cajeras era un síntoma que señalaba un problema organizativo mucho más costoso que el coste de los robos de productos.

empleados compromiso

Pero, volvamos al concepto que el TEDH ha sentenciado: Nos viene a la mente ese Estado protector del que hablaba el pensador Alexis de Tocqueville en su magistral obra “La Democracia en América” al que se otorga más y más poder y al que se exige que resuelva todos los problemas de sus ciudadanos. Sus largos tentáculos se extienden hasta los últimos reductos de la vida humana, permitiendo controlar toda su existencia.

Es curioso ver la gran influencia que tiene la Cultura americana en nuestras vidas y como aquello que pensábamos que nunca iba a ocurrir, ¡ocurre!

Según el último informe (2015) del Barómetro mundial del hurto, los robos por parte de los trabajadores, representan hasta 28% de las pérdidas de inventario (España es el sexto país del mundo y el tercero de Europa con un mayor índice de pérdida desconocida en los comercios minoristas) y hace escasos dos meses el responsable de seguridad de Media MarkCarles Oliveras, aseguró que “la mitad de los hurtos en las tiendas, provienen de sus propios trabajadores”.

Estos comportamientos están motivados por cuestiones emocionales.

Desde Watch&Act consideramos importante que los responsables de la Empresa sean conscientes de que los trabajadores pueden cometer robos e incluso destinar una parte importante de tu tiempo laboral a tareas no exclusivas del trabajo…… y esto, es una realidad. Dicho comportamiento generalmente está motivado por cuestiones emocionales: presiones financieras en su vida personal o a un descontento general con su Empleador/Empresa. Ser conscientes del problema es parte de la solución, pero necesitamos algo más.

vida personal

Las soluciones tecnológicas como HubstaffXoraMSsy o más tradicionales como la videovigilancia ofrecen una solución incompleta. La videovigilancia por ejemplo nos permiten detectar un robo y servir de prueba admisible siempre que se cumpla con el protocolo y normativa de la Agencia Española de Protección de Datos que sinceramente reduce la videovigilancia a una medida disuasoria ya que en todo momento se debe comunicar de manera explícita que se está grabando.

Por estos y otros tanto “vacíos” legales, recomendamos estar protegido por posibles delitos generados por el salto de la ciberseguridad sea una de las estrategias clave de la compañía, acompañada de la estrategia de gestionar el compromiso de los trabajadores de forma activa y profesional.

Para estas contingencias existen Seguros Específicos capaces de cubrirlas.

En el siglo en el que vivimos, no podemos cometer el error de generalizar la infidelidad de algunos empleados en determinadas Compañías, pero lo que si podemos hacer es conocer y usar los Seguros Específicos que han surgido actualmente para cubrir estas contingencias. Para los casos de delitos cibernéticos provocados por empleados, surgen los Seguros de Ciber Riesgos, afirma Javier Huergo, director del Watch&Act Protection Services.

seguridad

Asegurar la información de las empresas es algo complejo ya que las fuentes de información, sensibilidad de los datos y aplicación, son diferentes (cliente interno, externo, proveedor, etc.); razón principal por la que la contratación de este tipo de seguros está creciendo de manera exponencial al desarrollo digital de las compañías.

La revolución tecnológica llega al mundo de los RRHH y viene para quedarse.

Como expertos en Transformación Organizacional, vemos que revolución tecnológica llega al mundo de los recursos humanos y viene a quedarse, permitiéndonos no solo gestionar de una manera mucho mas ágil e innovadora la trayectoria de las personas en la empresa sino ofrecer una relación contractual Trabajador-Empresa hasta ahora impensable, pero ni todas las personas ni empresas están preparadas para ello; esto sólo es factible gracias al Compromiso Mutuo y nuestra experiencia nos dice que es la mejor manera para gestionar a las personas.

confianza

El compromiso es un valor que se puede analizar, medir y mejorar con planes de acción adecuados para cada organización y departamento en función de su situación concreta. Un alto compromiso de los trabajadores impacta directamente en la empresa, aumentando significativamente la innovación, la satisfacción de los clientes, la productividad y el absentismo.

Lorea Ikutza

Consultora senior de Watch&Act

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*