Consejos para desconectar en un verano de teletrabajo

Consejos para desconectar en un verano de teletrabajo
6 agosto, 2020 BBB

El número de personas que teletrabajan en España ha ascendido hasta el 34% según los datos aportados por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas. El asentamiento tangible de esta rutina laboral ha sido provocado por la crisis del coronavirus y en muchas empresas su recibimiento ha sido bastante óptimo.

Dedo pulsando el botón conectar del ordenador

No obstante, el auge del teletrabajo ha tenido sus consecuencias negativas también. Y es que muchas de las personas que trabajan en remoto están haciendo de media dos horas extras adicionales.

Estas serán unas vacaciones inéditas, porque varios expertos apuntan a que se teletrabajará mucho, de hecho se conformará como una situación poco menos que histórica. Es aquí cuando hay que tener en cuenta algo fundamental: la desconexión.

De forma normal un 30% de los trabajadores no consigue desconectar de sus quehaceres laborales. A esto se le une que tras la instauración masiva del teletrabajo, la inevitable disponibilidad de 24 horas a la que muchos se sienten obligados ha ido creciendo y esto puede ocasionar estrés y en consecuencia desgaste o el denominado burnout laboral

49% de los españoles no logra desconectar del trabajo en vacaciones.

Desconectar: la acción deseada del trabajo en remoto

Un reciente estudio realizado por Randstad decía que el 49% de los españoles no logra desconectar del trabajo en vacaciones. Esto se daba cuando no teníamos que convivir con la COVID19 y en las rutinas de trabajo el teletrabajo aún se veía en el horizonte.

La realidad que ahora se plantea es distinta, por lo que encontrar las vías para desconectar y recargar pilas en vacaciones se hace más necesario que nunca. Por eso, vamos a remitirnos a las recomendaciones que Sodexo ha lanzado para garantizar la desconexión digital durante este verano.

Chica mirando el móvil y el ordenador mientras teletrabaja

Reuniones que tengan un horario y duración determinados

Las videollamadas han hecho más accesible la comunicación para los equipos de trabajo. Ha permitido que las reuniones de control se sigan haciendo e incluso ha incentivado las llamadas colaborativas con el departamento de recursos humanos para estar al tanto de las inquietudes de los trabajadores.

Sin embargo también son un arma de doble filo. Se ha incrementado el tiempo dedicado a reuniones y en consecuencia, muchos empleados alargan su jornada. Para contrarrestar esa tendencia, lo ideal es que la organización implemente un horario y duración fijo. Por su parte, los empleados deberán asimilar que tienen que decir que no a reuniones que no sean imprescindibles o que no estén programadas.

Prioridades claras y organización previa

Los líderes de equipo deben tener claras las tareas que son prioritarias y que deben dejarse preparadas antes de que los empleados se vayan de vacaciones.

Además, para que durante el día no surjan nuevos proyectos no prioritarios que alarguen la jornada, la persona líder puede ayudar a la plantilla a organizar las tareas. Existen herramientas online muy útiles para lograr una buena organización.

Reloj, bolígrafo, agenda y móvil para organizar las tareas encima de una mesa

Límite horario para enviar correos y hacer o recibir llamadas

Al disponer de un móvil siempre a mano, la desconexión digital parece muchas veces una utopía. A veces llegan correos que requieren una respuesta ágil y fácil. Esto hace que cedamos y empecemos a dar respuesta en bucle aunque nuestra jornada laboral haya acabado.

Para evitar esto y facilitar la desconexión, las compañías pueden determinar una hora límite para el envío de correos o realización de llamadas. Además, puede ir extendiendo, incluso, la idea de que será percibido como negativo el hecho de contestar fuera del horario laboral.

Ningún cabo suelto antes de irte de vacaciones

Dejar atado todo lo que se pueda, es determinante para disfrutar de una buena desconexión. Así, cuando tengas marca tu fecha de vacaciones, estipula unas semanas antes una organización para intentar dejar todo el trabajo hecho, así como involucrar a los compañeros que te tomarán el relevo.

Es de suma importancia dejar un informe o documento con una explicación al detalle de los procesos que corren a tu cargo y el estado en el que se encuentran, así como las personas a las que hay que recurrir en caso de necesidad.

El derecho a la desconexión digital de los trabajadores

Desconectar y descansar son claves y más aun en este tiempo de incertidumbre provocado por el coronavirus donde se hace necesario dar el 200 por 100 de uno mismo para seguir manteniendo la productividad y que la economía se vaya reactivando.

El hecho de estar trabajando desde casa no implica que el teléfono tenga que estar conectado siempre.

Gafas de sol sobre la arena de la playa

Por eso es imprescindible que las empresas vayan incluyendo en sus convenios colectivos el derecho a la desconexión digital de los trabajadores, tanto para los que están en oficina como para aquellos que teletrabajan. El hecho de estar trabajando desde casa o desde cualquier otro sitio no implica que el teléfono tenga que estar conectado siempre.

Este tipo de acuerdos por parte de las empresas son esenciales para luchar contra la conectividad permanente. Es cierto que podemos estar conectados desde cualquier lugar, pero eso no quiere decir que tengamos que hacerlo.

Un mal descanso o una redundancia en la conexión puede llevar a los empleados a pasar por el síndrome del trabajador quemado, cuyas consecuencias no las desea ni el trabajador ni la propia empresa.

El quid de la cuestión es dejar claro que para responder siempre hay un tiempo estipulado y que no hay obligación de hacerlo cuando no procede, ya que muchos acaban haciéndolo por temor a represalias.

¿Qué método de desconexión usas tú mientras teletrabajas?

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*