El deber de protección de los empleados en las empresas: Duty of care

El deber de protección de los empleados en las empresas: Duty of care
21 marzo, 2019 Fran

Actualmente todas las empresas, tanto grandes, medianas o pequeñas, tienen la obligación moral y legal de cuidar y proteger a sus empleados, mitigando los riesgos a los que están expuestos durante sus jornadas de trabajo. En una economía global como en la que nos encontramos, los riesgos a los que se expone el trabajador son enormes, ya que las empresas buscan internacionalizarse para aumentar las ventas y maximizar la eficiencia de costes.

La inestabilidad política y social de un país puede llegar a provocar problemas económicos y laborales a empresas que buscan abrir o desarrollar sus mercados en el extranjero. Aunque la legislación suele variar de un país a otro dentro de la Unión Europea, las obligaciones en materia de protección del empleado son generalmente las mismas. Las compañías tienen la obligación de demostrar que disponen de políticas, procesos y procedimientos de supervisión adecuados que minimicen los riesgos de sus empleados en el desempeño de su trabajo y durante sus viajes profesionales. Parte de la solución a este problema, lo proporcionan las aseguradoras.

El deber de protección de los empleados en las empresas: Duty of care

Alejandro, un joven de 24 años comienza al fin, su vida laboral. Él, como muchos otros jóvenes, quiere encontrar un trabajo en una empresa que le permita iniciar su carrera profesional en otro país o que le permita viajar a distintos países.

Cada vez, son más los jóvenes que posponen tener una familia convencional para sumergirse en el mundo laboral con mayor movilidad. Del mismo modo, cada vez existen más empresas que están interesadas en expandirse en busca de nuevos mercados emergentes, que presentan ciertos riesgos para el personal destinado.

A pesar de que la falta de seguridad mundial ha descendido notablemente en estos últimos 10 años según el Índice Global de la Paz (IGB), esto no significa que exista una menor probabilidad de que Alejandro sufra cualquier imprevisto.

¿Quién diría hace dos años que las empresas tuvieran que evacuar de emergencia a sus empleados destinados en Venezuela o hace siete a los de Argelia? ¿Quién soportaría esos gastos imprevistos de una repatriación de urgencia?

Con independencia del gasto, la seguridad del personal desplazado y de sus familias es un deber para las empresas. El deber de protección.

El deber de protección de los empleados en las empresas: Duty of care

Por ello, las compañías que se expanden a mercados de riesgo son conscientes del coste que todo ello implica, por lo que transfieren el riesgo y la protección a las compañías aseguradoras a través de productos de seguro de protección personal, denominados seguros de K&R (Kidnap and Ransome), es decir, seguros de secuestro y rescate.

El Deber de Protección, también conocido internacionalmente como “Duty of Care”, es el conjunto de obligaciones legales y morales de la empresa de tomar medidas para garantizar la seguridad de los viajes de negocios de sus empleados.

Las obligaciones derivadas del Deber de Protección

  • Formar en cultura general de seguridad de viajes, para de este modo saber tanto evitar como afrontar situaciones de riesgo en desplazamientos internacionales.
  • Generar información actualizada al empleado desplazado, acerca de los riesgos del viaje y las recomendaciones oportunas al respecto.
  • Posibilidad de activar en destino, los recursos sanitarios de seguridad o logísticos precisos para apoyar al empleado en caso de que se produzca una incidencia.

Beneficios de la contratación del Deber de Protección de los empleados

Las empresas que cumplen con la obligación legal y moral de cuidar y proteger a sus empleados, adoptan una política amplia en materia de beneficios sociales para el empleado. No solo atraen al mejor talento, también mejoran el nivel de satisfacción de sus empleados y la retención de los mismos.

El deber de protección de los empleados en las empresas: Duty of care

Además, estas medidas estimulan la productividad, demostrándose que compensan los costes que implican proteger la salud, seguridad y bienestar del activo más importante de la empresa: los empleados.

En definitiva, no cabe duda de que el Deber de Protección es imprescindible en cualquier empresa que se dedique a la internacionalización, ya que proporciona apoyo y seguridad a los empleados que hacen negocios en cualquier parte del mundo, gracias a una mayor proactividad en la gestión de riesgos de la empresa.

 

Descárgate nuestra guía para saber si necesitas un seguro de Ciber Riesgo

pdf de aseguramiento
Suscribete a nuestra newsletter para descargar el pdf.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*