La jornada intensiva y sus beneficios para la empresa

La jornada intensiva y sus beneficios para la empresa
12 julio, 2018 Fran

Según se va acercando el verano va creciendo en nuestro interior las ganas de disfrutar de las nuevas condiciones que ofrece el periodo estival: días más largos, buen tiempo, piscina, playa, niños con mucho, pero que mucho tiempo libre…

Por estos motivos, en nuestros empleados se perciben mayores ganas, o incluso necesidad, de tener y disfrutar de mayor tiempo libre que les permita conciliar su vida laboral con la privada. La solución a este problema es la de aplicar durante este periodo una jornada laboral intensiva, con la que los empleados, al no tener parones durante el desarrollo de su jornada, pueden disfrutar de la tarde libremente y atender las necesidades de los suyos o la suyas propias.

Pero, ¿es esta medida beneficiosa para la empresa?

 

Jornada intensiva y productividad empresarial

La respuesta a la pregunta es rotundamente sí. La jornada intensiva ayuda a mejorar la productividad de la empresa, como aseguran muchos estudios.

Se debe a diversos factores. A continuación, tratamos algunos de ellos:

La primera y más importante, es que con estas medidas aumentamos la felicidad y motivación de nuestros empleados y ésta está íntimamente vinculada con su productividad en la compañía.

Según estudios, la felicidad de los empleados aumenta en un 88% la productividad, lo cual no es de extrañar, ya que un empleado feliz, por ejemplo, enfrenta con mayor optimismo las dificultades con las que pueda encontrarse en su jornada.

Además, es común la tendencia a cometer menos errores en el uso de herramientas informáticas, pues un empleado feliz presta más atención y adquiere mayor nivel de comprensión. Esto se traduce en mayor productividad, sí, pero también en mayor satisfacción al tener una experiencia menos frustrante en el uso de estos recursos, siendo esto motivador para el empleado. Es perceptible cierta retroalimentación cuando se ha alcanzado esta situación.

El empleado feliz comete menos errores, es más productivo y tiene una experiencia más satisfactoria y motivadora que le permitirá una predisposición optimista cuando vuelva a realizar la actividad, aumentado sus posibilidades de éxito.

La jornada intensiva y sus beneficios para la empresa

Por otro lado, la tranquilidad de saber que vas a poder aprovechar buena parte del día con los tuyos, o dedicarlo a tu bienestar, nos ayuda a optimizar mejor el tiempo y ser más eficientes durante nuestra jornada intensiva, pues el empleado tratará de terminar todas sus tareas a tiempo para poder salir a su hora.

Además, es cierto que muchos empleados aprovechan algunas de estas tardes para la autoformación y de esta manera aumentar o mejorar sus competencias. Puede ser interesante y beneficioso promover desde la empresa un abanico adecuado de posibilidades de formación a distancia para cuando apliquen la jornada intensiva.

 

Otras medidas que, además de la jornada intensiva de verano, mejoran la productividad de las empresas

Es posible promover el aumento de la productividad el resto del año, a través de medidas diferentes a la jornada intensiva, pero cabe decir que también se puede extender este tipo de jornada laboral al resto del año, como ya se hace en varias grandes empresas (como Iberdrola o MRW) que han percibido los beneficios que aporta y, teniendo la posibilidad de llevarlo a cabo, han decidido dar al empleado la capacidad de decidir sobre cómo organizar su vida laboral y así conseguir la conciliación con su vida privada.

Teletrabajo o trabajo a distancia

Otra medida en la línea de la jornada intensiva, es la del teletrabajo o trabajo a distancia. Cuando se puede aplicar a la actividad empresarial, las compañías buscan unos efectos parecidos a los de la jornada intensiva, ya que al empleado que se le permite trabajar desde casa demuestra ser más productivo desde la calidez de su entorno doméstico que en el lugar de trabajo. Esta medida es aún más extrema que la jornada intensiva ya que el empleado ni si quiera debe desplazarse al lugar de trabajo, por lo que no gasta tiempo en transporte. Se obtienen incluso más beneficios que con la jornada intensiva, tanto para el empresario como para la empresa.

Otra rentabilidad que la empresa obtiene del teletrabajo es que, cuando es en tu hogar dónde estableces tu puesto de trabajo, es más fácil atender ciertas puntualidades que se puedan producir fuera de horario laboral y que se puedan realizar telemáticamente. De igual forma, el empleado que tiene la posibilidad de teletrabajar puede llegar a aportar productividad a su compañía incluso cuando se encuentra enfermo o indispuesto, siempre que esta enfermedad o indisposición temporal se lo permita.

Cómo última medida a señalar que favorece la satisfacción del empleado y su productividad, es la flexibilidad en los horarios de entrada y salida del trabajo. Esta flexibilidad es muy útil y fomenta la conciliación de la vida laboral y la privada. Puede ayudar mucho, por ejemplo, a aquellos padres que tengan que recoger o llevar a sus hijos al colegio.

La jornada intensiva y sus beneficios para la empresa

En definitiva: cualquier medida que ayude al empleado a un mejor desarrollo de su vida laboral es beneficioso para la empresa. Pero no debemos olvidar que también cualquier medida que beneficie al empleado en su vida privada reportará amplios beneficios en su compañía y aumentará enormemente su compromiso. Es el compromiso el que define la calidad de la relación entre empleado y empresa.

 

Bases de la jornada intensiva y otras medidas: competencia y compromiso

La importancia para que todas estas medidas funcionen reside en que el empleado esté realmente comprometido con la empresa, ya que éste es el foco de la productividad de la compañía. Por ello, aunque a un empleado le demos todas las facilidades y herramientas para el óptimo desarrollo de su actividad laboral, si el empleado no sabe o no quiere utilizarlas adecuadamente, no servirán absolutamente de nada.

La jornada intensiva y sus beneficios para la empresa

El compromiso emana de una relación beneficiosa entre el empleado y la empresa, y es la empresa la que define el marco en el que el empleado debe trabajar. El empleado deberá aprovechar este marco para sacar mayor rendimiento tanto a su vida laboral como a la privada.

El departamento de Personas y Equipos de Watch&Act es experto en este factor clave del éxito empresarial y tiene las herramientas necesarias para medir el nivel de compromiso de los empleados con su empresa, siendo expertos además en mejorar los resultados para mejorar la actividad empresarial desde cualquiera de sus niveles.

 

Fernando Lara Muñoz

Transformación desde Personas y Equipos

 

Descárgate la guía: "Compromiso: La gran palanca de la transformación"

pdf de innovación
Suscribete a nuestra newsletter para descargar el pdf.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*