Las videollamadas profesionales, una realidad que ha venido para quedarse

Las videollamadas profesionales, una realidad que ha venido para quedarse
14 marzo, 2021 Watchandact

De buscar la máxima perfección a la más absoluta sencillez. Así es como la Covid-19 ha cambiado la forma de llevar a cabo las videoconferencias profesionales.

Hace un año que las videoconferencias profesionales son tendencia. Y no, no es que el presentismo haya dejado de ser importante para las empresas, es que las videollamadas y el teletrabajo van de la mano con esta nueva normalidad.

Videollamadas profesionales

Las viviendas han pasado a ser, para la mayoría de los trabajadores, su lugar de trabajo. De la noche a la mañana hemos quitado la barrera que separaba la vida laboral de la privada.  Este gran cambio nos ha obligado a naturalizar nuestro entorno, a mostrar una parte de nosotros más íntima.

Familiarizándonos con las videoconferencias de trabajo

Como ya anunciaba el título de este artículo, las teleconferencias han venido para quedarse, y lo mejor que podemos hacer es adaptarnos a ello. Si bien es cierto, la tensión y la inquietud que provocaban hace poco más de un año, no tiene nada que ver con la facilidad con la que nos enfrentamos a ellas ahora.

Si nos remontamos a 2019, por ejemplo, cuando teníamos que acudir a una reunión de manera online, horas antes estábamos preparando y acomodando el espacio para ello, comprobábamos cada cinco minutos que todo funcionase correctamente, todas las personas con las que convivíamos estaban avisadas para evitar que hicieran cualquier mínimo ruido… En definitiva, buscábamos transmitir esa perfección y profesionalidad a la persona o personas que se encontraban al otro lado de la pantalla.

El miedo por mostrarnos a nosotros mismos, que nuestro equipo de trabajo y clientes descubran nuestro hogar, los propios fallos del directo son cosas que ya no forman parte de nuestras preocupaciones en nuestro día a día de conferencias en remoto.

Las videollamadas ayudan a sobrellevar nuestras jornadas de teletrabajo

Lo principal es que ya no solo utilizamos este tipo de reuniones con nuestros managers, directivos o para presentar un producto o servicio, sino que nos sirven para estar conectados con nuestros compañeros e incluso hacer esa típica parada para el café, que antes hacíamos de manera presencial, con ellos.

Videollamadas de Trabajo

Este tipo de reuniones más desenfadadas refuerzan las relaciones con nuestro equipo, aunque cada uno esté en un lugar distinto, contribuyen a que sea más llevadero trabajar desde casa, consiguen crear un ambiente de trabajo y, muy importante, nos ayudan a sobrellevar la situación a las nos enfrentamos.

Obviamente, esta confianza que hemos adquirido para comunicarnos a través de una pantalla se debe mantener siempre dentro de unos límites, nunca debemos olvidar que estamos en nuestro lugar de trabajo, aunque sigamos en casa.

En conclusión, Las videoconferencias se han integrado como una herramienta más en nuestra rutina de trabajo, y así seguirán. Con el paso de los meses las reuniones online y offline se están complementando de la tal forma que sea un beneficio tanto para el trabajador como para la empresa.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*