Malas costumbres en el trabajo que nos hacen perder productividad

Malas costumbres en el trabajo que nos hacen perder productividad
6 febrero, 2020 BBB

La productividad en el trabajo es el principal elemento de preocupación  de las empresas. Lo cierto es que esta se ve mermada por malos hábitos que adquirimos y normalizamos.

Productividad en las empresas

Unas costumbres que, por nimias que parezcan, tocan de lleno en la productividad y nos ralentizan y desconcentran.

Deshacernos de ellos puede hacer que nuestro estado de ánimo y nuestra productividad mejoren

Malos hábitos, menos productividad

Las malas prácticas adquiridas en el lugar de trabajo disminuyen la efectividad y precisión con la que desarollamos el proyecto en el que estamos involucrados. Reduce también la creatividad y afectan al correcto rendimiento laboral.

¿Cómo me quito ese hábito? Como en todo, lo primero es identificar cuáles son esos factores que hacen que no saquemos provecho de las horas en las que trabajamos. Una vez tenidos en cuenta, podremos entrenar para eliminarlos.

Algunos de ellos inconscientemente nos producen malestar añadido. Deshacernos de ellos puede hacer que nuestro estado de ánimo y nuestra productividad mejoren.

Hábitos perjudiciales para la productividad en el trabajo

Como ya hemos adelantado, algunas costumbres afectan más que otras. Algunas las notamos más y otras menos. No obstante, en este post vamos a hacer un repaso por algunas que se repiten, que siguen patrones comunes.

Tenemos que ser conscientes de que dedicamos gran parte de nuestro día al trabajo, por lo que eliminar o suavizar estas costumbres adictivas nos hará mucho bien.

Internet, nuestra primera pesadilla

Las notificaciones bombardean nuestro smartphone. Noticias de última hora, el aviso de que mi mejor amigo ha subido una foto a sus redes sociales, alertas de WhatsApp…

No dudamos ni un segundo en coger el móvil y comprobar todo. También hacemos muchas búsquedas en internet a través el ordenador para despejarnos de la tarea que estamos haciendo. Tenemos interiorizada una pequeña adicción.

En lugar de desconectar lo que hacemos es no poner atención a la tarea que tenemos pendiente.

notificaciones

El correo electrónico, una irrupción continua

Los mails nos alejan del camino de la productividad. Se ha instaurado poco a poco una necesidad poco fundamentada de mirar la bandeja de entrada cada 10 o 15 minutos.

El correo electrónico debería revisarse de una forma programada, poniendo atención a las funciones de configuración que permiten priorizar las alertas de mensajes nuevos en función de la importancia de quien envía el mensaje.

Mirar el correo electronico

La multitarea, gran obstáculo

Muchas veces nos ha pasado que por intentar hacer más de una cosa a la vez, terminado sin finalizar las tareas.

La multitarea o multitasking disminuye la productividad notablemente. Porque esto es una capacidad que solo pueden hacer las máquinas de forma eficiente.

Si ejecutamos dos trabajos a la vez puede que tardemos más que si lo hacemos por separado.

La tarea más compleja para el final, gran error

Empieza la mañana con la tarea más compleja o la más importante. A primera hora de la mañana tenemos la energía necesaria para afrontar aquellos proyectos que se nos atascan.

De este modo pensaremos que hemos avanzado y la satisfacción será mayor.

Estas son solo algunas de las indicaciones que hacemos para evitar la pérdida de productividad. Existen más costumbres que no hacen ningún bien a nuestra forma de trabajar. De nuestra atención y rendimiento depende que los proyectos salgan adelante de la manera más completa posible.

Calendario semanal

En W&A tenemos un compromiso férreo con la ayuda a los empleados de las distintas organizaciones en cuestiones de manejo de la información y nuevas tecnologías. Propulsamos talleres prácticos para incentivar las buenas prácticas en el área de las TIC a través de una cultura de seguridad.  ¿Hablamos? 

Descárgate la guía: "Compromiso: La gran palanca de la transformación"

pdf de innovación
Suscribete a nuestra newsletter para descargar el pdf.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*