Los ocho pasos de la innovación ágil, rápida y asequible

Los ocho pasos de la innovación ágil, rápida y asequible
23 mayo, 2019 Rebeca

¿Cómo conseguir que la innovación sea eficiente y beneficiosa para mi empresa?

Es la gran pregunta a la que nos enfrentamos todos los que nos dedicamos al mundo de la innovación, el emprendimiento y el desarrollo de ideas empresariales.

La respuesta la tiene, entre otros, Eric Ries. Este empresario estadounidense declara que la clave del éxito de un proyecto de innovación es “fallar rápido y barato”. Aunque a priori pueda parecer un disparate, Eric habla de la metodología Lean Startup, un proceso de innovación y desarrollo de empresas que ha supuesto una revelación para el mundo empresarial.

Los ocho pasos de la innovación ágil, rápida y asequible

Eric Ries – The Lean Startup, London. Foto por Betsy Weber en Flickr.

Los ocho pasos de la metodología Lean Startup

Si bien esta metodología se desarrolló para la creación de empresas emergentes o startup, ha demostrado ser de utilidad para cualquier proceso de cambio o innovación en las organizaciones, siempre y cuando se tengan claro los objetivos y el público del proceso.

Los ocho pasos en los cuales podemos agrupar la metodología Lean Startup son:

  1. Observar e investigar las necesidades, en el mercado o dentro de la propia empresa.
  2. Desarrollar la necesidad que queremos trabajar.
  3. Elaborar una hipótesis.
  4. Experimentar un prototipo MVP (mínimo producto viable).
  5. Medir los resultados obtenidos del experimento.
  6. Revisar la hipótesis: aprender, optimizar, cambiar y adaptar.
  7. Repetir los tres pasos anteriores hasta dar con la hipótesis óptima.
  8. Lanzamiento: invertir en la idea final.

La transformación de la hipótesis a realidad

Ahora que sabemos los pasos a tener en cuenta, vamos a profundizar en la metodología Lean.

Podemos definirla como la sistematización en el proceso de validación que requiere cualquier innovación. Su objetivo principal es reducir el tiempo y el coste que genera cualquier nuevo desarrollo corporativo en base a la hipótesis y la experimentación.

La hipótesis

Tras observar y desarrollar la necesidad que nos disponemos a trabajar, creamos una hipótesis. Esta hipótesis o suposición trata de responder, por ejemplo, las siguientes preguntas:

¿Qué creemos que funcionará en el mercado? Un nuevo producto o servicio.

¿Qué puede solucionar una necesidad dentro de mi empresa? El desarrollo de una plataforma de gestión personal.

Ahora tendremos que comprobar su viabilidad.

Los ocho pasos de la innovación ágil, rápida y asequible

Producto Mínimo Viable MVP

Es lo mínimo que podemos crear y lanzar al mercado o implantar en la empresa para comprobar nuestra hipótesis, con la mínima inversión y tiempo de acción. Diseñar una versión muy básica de tu producto, servicio o idea para la obtención del feedback.

Sin adquirir un stock de producto, ni implantar ninguna plataforma a nivel global. Simplemente hacernos con una muestra suficiente que nos permita realizar el estudio.

Escoger una métrica relevante

Los datos en los que nos fijamos para probar nuestra hipótesisl.

¿Cuántas solicitudes de un producto hemos obtenido?, ¿Qué porcentaje de aceptación y uso tiene esta plataforma?

Estos datos nos darán la información necesaria para adaptar nuestra hipótesis a los resultados obtenidos.

Repetición del proceso

A partir de aquí solamente queda repetir el proceso hasta dar con la hipótesis más óptima.

Creamos un bucle de feedback muy corto para que sea fácilmente adaptable y modificable según las necesidades o problemas que vayamos encontrando a lo largo de la experimentación.

Cuando demos con la hipótesis que funciona, comenzaremos la fase de inversión para acelerar el crecimiento de la empresa, ya sea marketing, ventas u otros.

Los ocho pasos de la innovación ágil, rápida y asequible

La innovación ágil

¿Ya tiene sentido el lema fallar rápido y barato?

Fallar no es fracasar.

No hay fracaso en obtener ideas de hacia donde dirigirte y qué evitar. Hay que experimentar las ideas para analizar su viabilidad. El método científico ayuda a validar la incertidumbre. Intentamos evitar que el fallo signifique tres años de trabajo y miles de euros invertidos.

Evidentemente toda esta metodología dependerá de tu sector de actuación, pero en este proceso de experimentación no son necesarias grandes inversiones, tan solo tiempo y trabajo.

Desde W&A apoyamos a nuestros clientes para que consigan desarrollar proyectos eficientes a través tanto de las metodologías clave de innovación como de nuestro modelo de innovación propio.

 

 

Inés García

Transformación desde la Innovación

 

Descárgate la guía: "Las claves de la innovación: Sobrevivir"

pdf de innovación
Suscribete a nuestra newsletter para descargar el pdf.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*