Propósitos para tu nuevo año empresarial y cómo conseguirlos

Propósitos para tu nuevo año empresarial y cómo conseguirlos
3 enero, 2019 Fran

Con el inicio del año nuevo redefinimos nuestros objetivos y nos hacemos nuevos propósitos tanto a nivel profesional como empresarial. Sin embargo, la mayoría de las veces no logramos cumplirlos. ¿Qué es lo que está fallando? ¿Por qué no conseguimos llevar a cabo nuestros propósitos de año nuevo?

Propósitos para tu nuevo año empresarial y cómo conseguirlos

Cuando un nuevo año empieza, aparecen energías renovadas asociadas al comienzo del nuevo ciclo. Por eso es muy habitual que, en ese momento, empresas y personas definan varios propósitos que llevarán a cabo durante los próximos meses.

Del mismo modo que dejar de fumar, hacer más deporte o pasar más tiempo con la gente que quieres son los propósitos de año nuevo más comunes en el ámbito personal, a nivel empresarial también existen propósitos que la mayoría de negocios quieren llevar a cabo.

Esta es la lista de los propósitos empresariales de año nuevo más comunes:

  1. Conseguir más clientes y/o mejorar la relación de la empresa con ellos.
  2. Mejorar las finanzas de la empresa: Pagar deudas pendientes, recortar gastos, invertir en personal o recursos necesarios, hacer un correcto seguimiento del balance económico…
  3. Implementar las tecnologías adecuadas: Aunque la mayoría de las empresas ya lo han hecho, muchas veces aún es necesario implementar herramientas tecnológicas que agilicen los procesos de trabajo y permitan hacer una adecuada comunicación de la marca: Página web, redes sociales, blog con contenidos corporativos o herramientas de procesos y organización de proyectos, por ejemplo, suelen ser los más necesarios para la mejora empresarial.
  4. Hacer crecer el negocio: Un negocio puede crecer en muchos sentidos, por ejemplo, a nivel de los servicios y productos que ofrece, a nivel de facturación, ampliando nuevos mercados, invirtiendo en nuevos recursos…
  5. Generar motivación y compromiso en los empleados: Es un hecho que cuando los empleados se sienten parte de la empresa y muestran un compromiso con ella, repercute positivamente sobre el total del negocio. Además genera un verdadero equipo de trabajo en el que todo funciona a la perfección. Se crea un ambiente positivo tanto en conjunto como a nivel individual.

Propósitos para tu nuevo año empresarial y cómo conseguirlos

La mayoría de los propósitos de año nuevo fracasan

Sin embargo, de acuerdo con diferentes estudios llevados a cabo:

Solo el 8% de las personas cumple sus propósitos durante todo el año

 ¿Por qué las cifras son tan desalentadoras?

Sin duda, es muy importante tener en cuenta que mantener la motivación intacta a lo largo de los siguientes doce meses puede ser una tarea salomónica. Es fácil que en algún momento se desfallezca, cayendo en el estrés, el agobio del día a día y la pérdida de visión que teníamos al inicio del año. Pero existen motivos más poderosos para no cumplir lo que nos proponemos y todos ellos tienen que ver con la definición errónea de nuestros propósitos empresariales.

Propósitos para tu nuevo año empresarial y cómo conseguirlos

¿Cómo conseguir nuestros propósitos empresariales?

1. Define propósitos alcanzables

Muchas veces tendemos a fijar objetivos que no son realistas, que son demasiado difíciles de conseguir. Imaginemos que tu empresa factura 200.000 euros al año y te propones triplicar esa facturación a partir del año nuevo: ¿Realmente es posible?

Cuando te fijas metas demasiado grandes, lo más normal es que la abandones antes de lo previsto ante la frustración de saber que alcanzarla es poco probable. Quizás sea mejor fijar un objetivo más pequeño pero que sepas que puedes alcanzar.

2. No te hagas demasiados propósitos

Como dice el dicho: “El que mucho abarca, poco aprieta”. Si llevar a cabo un propósito durante todo el año, ya de por sí requiere de atención y fuerza de voluntad, ¿qué pasaría si te fijarás muchos propósitos a la vez? Posiblemente no podrías con ello.

Si sientes que tienes múltiples prioridades, lo más seguro, es que no tengas ninguna en realidad.

3. Hazte propósitos específicos y claramente definidos

El problema muchas veces es que no definimos nuestros propósitos con claridad o lo hacemos de forma demasiado genérica.

Pongamos por caso que nuestro propósito es mejorar la comunicación de la empresa, si lo dejamos así definido, no sabremos por dónde empezar. Una buena definición sería: renovar la página web de la empresa.

Un propósito no deja de ser un objetivo y como todo buen objetivo empresarial este debe ser un objetivo SMART: Specific (específico), Measurable (medible), Achievable (realizable), Realistic (realista) y Time-Bound (limitado en tiempo).

4. Ten clara cuál es la motivación detrás de tu objetivo

Cuando definimos el propósito empresarial, una de las preguntas que debemos hacernos antes es, ¿para qué quiero conseguir esto?

Cuando tenemos claro el motivo por el que queremos conseguir algo es más fácil mantener las ganas y la fuerza de voluntad necesarias para alcanzarlo.

5. Define un proceso para conseguir tus propósitos

Este punto responde a la pregunta, ¿cómo vamos a conseguir alcanzar nuestro propósito?

Gracias a la definición de procesos, materializar los propósitos empresariales será más sencillo.

Y además, te dejamos un consejo extra:

6. Pide ayuda si la necesitas

Muchas veces las empresas no logran ver con claridad cuál es o cómo pueden llevar a cabo sus propósitos. En estos casos puedes servirte de la visión y la experiencia de un agente externo, por ejemplo, una consultora que tenga experiencia en la materia.

Si quieres más información, no dudes en contactar con nosotros. Es el momento perfecto para llevar a cabo tus propósitos empresariales de año nuevo, ¿te ayudamos?

 

Descárgate la guía: "Secretos para Incrementar las Ventas"

pdf de innovación
Suscribete a nuestra newsletter para descargar el pdf.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*