La vuelta a la realidad después de las vacaciones de verano

La vuelta a la realidad después de las vacaciones de verano
27 septiembre, 2018 Fran

Año 2037

07:00 AM

En alguna ciudad del nuevo mundo

 “Me despierto, abro los ojos poco a poco, me incorporo a la velocidad de un anciano y desactivo la alarma que ya no recuerdo por qué instalé. Aún desubicado, me invade de repente una extraña sensación de responsabilidad para con la Corporación, que me obliga a ponerme en marcha de manera mecánica: me ducho, me plancho una camisa y bajo al aparcamiento con cierta celeridad. No sé por qué tengo prisa, realmente no tengo nada urgente que solucionar; hace tiempo que las máquinas se encargan de todo.

Mi coche está donde lo dejé, no parece que haya sido violada mi propiedad. Me subo a él y arranca a la primera; después de tanto tiempo, es un alivio.

El cielo sigue gris un año más y vuelvo a detectar ese toque de azufre en el ambiente, que casi había olvidado. Espero que los protocolos de seguridad ambiental no estén activados o me quedaré encerrado en la ciudad.

Logro llegar a la que era mi oficina, con la esperanza de que mis antiguos compañeros estén bien, ojalá hayan podido superar la desconexión programada por la que acaba de pasar nuestra zona.

No están todos. Lástima, parece que algunos no lo han conseguido. Me acerco con desconfianza al grupo de los que recuerdo como líderes, pero comienzan a hablarme de una forma extraña: ¿Has revisado el budget? ¿Cómo vamos de forecast? ¿Activamos de nuevo el workflow de formación?

No entiendo nada, hablan mi idioma sí, pero en un plano de comunicación diferente. No puedo evitar acordarme de “La invasión de los ladrones de cuerpos”. Están como poseídos por algún virus extraterrestre, no logro empatizar con ellos. Comienzo a sentirme amenazado.

Por fin uno de ellos me hace una pregunta que logro entender: David, ¿por qué vienes a trabajar en calzoncillos?

¿Trabajar? ¿Yo? ¿Qué día es hoy? Miro el calendario atómico de la pared… ¡Mierda!, me ha vuelto a pasar lo mismo que el año pasado: Hoy ya es 1 de Septiembre y me ha vuelto a pillar desprevenido”.

La vuelta a la realidad después de las vacaciones de verano

Así es, la vuelta al trabajo puede parecer una película de terror, o al menos de ciencia ficción. Cuando le preguntaban al escritor Tom Clancy “¿Cuál es la diferencia entre la realidad y la ficción?” contestaba que “La ficción tiene mayor sentido.” Y no le faltaba razón… Después de unas buenas vacaciones, la vuelta a lo que llamamos realidad es más absurda de lo que debiera.

¿Cómo afrontar la vuelta al trabajo?

Todos tenemos trabajos diferentes, situaciones personales particulares y estilos propios de disfrutar de nuestro descanso, pero, qué duda cabe, los largos períodos de vacaciones como poco “nos descolocan” y hay que re-adaptarse y gestionar ese cambio: volver a encajar las piezas.

Y no se trata únicamente de la vuelta a una actividad remunerada a la que llamamos “trabajo”, eso es sólo parte del pulso, sino la vuelta a una serie de rutinas que pueden ser incluso peor que trabajar: los atascos, los colegios, los vecinos, los centros comerciales…

No creo que exista una fórmula mágica, está claro que hay que tratar de ser positivo y una buena actitud será fundamental. No obstante, siempre es más fácil cuando nuestro trabajo nos complace, nos aporta, aprendemos y sentimos que, de alguna manera, crecemos en él.

Quizá no debiéramos tampoco jugarnos todas las cartas a una apuesta. Es decir, no debiéramos estar todo el año esperando que llegue el momento de las vacaciones de verano, y tratar de disfrutar de lo que “hacemos” (y “somos”, que no es poco) todo el año por igual. Nuestro trabajo y disfrute debiera convivir en equilibrio casi calculado. De esta manera, ¿estarían entonces las vacaciones de verano sobrevaloradas? Buen tema para un próximo post…

😉

 

David Martínez

Transformación desde la Digitalización

 

Descárgate nuestra guía para saber las 10 tendencias tecnológicas en el área de RRHH

pdf de digitalización
Suscribete a nuestra newsletter para descargar el pdf.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*