Los beneficios del e-learning en pandemia

Los beneficios del e-learning en pandemia

Un año después de que el mundo se parara por una crisis sanitaria, hemos normalizado el e-learning tanto en escuelas y demás instituciones educativas, como en la propia empresa.

La formación online lleva un largo tiempo entre nosotros, pero ha sido ahora, en plena pandemia, cuando la hemos incorporado totalmente a nuestras vidas.

El e-learning cada vez nos importa más

La constante transformación digital y su consecuente gestión del cambio llevan consigo una imprescindible formación para entender el porqué del cambio y asimilar las nuevas rutinas. Esto en un mundo completamente globalizado cada vez se irá haciendo más necesario.

Como vimos en un post anterior, las nuevas habilidades laborales que requerirán las organizaciones en cuestión de 5 años se tendrán que desarrollar mediante una formación continua. Por eso es tan importante la apuesta por el e-learning en un momento en el que las distancias interpersonales son tan importantes. Pero no solo eso. En cuanto podamos decir adiós con rotundidad a la pandemia, la formación online seguirá presente porque sus beneficios son numerosos.

Las ventajas de la formación online

Esta forma de enseñar nuevas estrategias y formas de sacar adelante el trabajo diario se quedará en las organizaciones porque muchas están apostando fuerte por ella. Debido a la importancia que las nuevas tecnologías han ido adquiriendo, contar con profesionales que tengan un conocimiento concreto de las distintas áreas se ha vuelto indispensable.

De esta manera, las empresas tienen claro que deben apostar por la formación online principalmente por los beneficios que aporta.

Un descubrimiento de talento

En la mayoría de los casos hay trabajadores en plantilla que no explotan cien por cien su talento porque tampoco tienen oportunidades para hacerlo. Con la continua formación online las compañías pueden encontrar eso que está oculto. Además, cuando el empleado es consciente de que te preocupas por su formación, su compromiso aumenta porque estás contribuyendo a su crecimiento como profesional.

Constante actualización

La formación online permite un mayor manejo de las herramientas digitales básicas usadas hoy día. Así, los empleados de una plantilla están en constante actualización ya que se genera un aprendizaje más colaborativo a través de las soluciones digitales.

Flexibilidad para aprender

El no tener que acudir a un aula ni a ninguna academia de forma presencial hace que las competencias puedan adquirirse en cualquier momento y lugar. Esto es posible gracias a las herramientas digitales (si te mueves en el entorno cloud tendrás muchos beneficios) que están completamente adaptadas a la no presencialidad física.

Rentabilidad para el negocio

Por cuestiones de infraestructura, movilidad y otros muchos factores, una formación presencial es más cara para la empresa. Por eso, con la formación online la organización ahorra en costes e incluso puede permitirse una inversión más continua en e-learning.

Está claro que somos seres sociales y al final necesitamos la presencialidad y el intercambio de pareceres cara a cara. No obstante, abrazar la formación online no tiene por qué restarle importancia a la formación presencial. Lo que sí está claro es que la tecnología nos está permitiendo seguir al día los cambios y poner soluciones a esa falta de entendimiento de los adelantos de la mejor forma.

No Comments

Post A Comment