La ciberseguridad: la prioridad de 2021

La ciberseguridad: la prioridad de 2021

La ciberseguridad entra dentro de la lista de propósitos de nuevo año de un número elevado de empresas en este 2021 . Ya indicamos en este blog que durante la cuarentena y confinamiento total provocado por el coronavirus, los ciberataques habían aumentado usando como arma la vulnerabilidad que se desencadenó a nivel profesional, técnico y profesional.

Los ciberatacantes y su mirada puesta en la pandemia

Por eso y teniendo en cuenta que la crisis sanitaria seguirá estando presente, al menos hasta que se consiga un amplio número de población vacunada, la ‘protección’ de la nueva normalidad será una de las principales tendencias en ciberseguridad en 2021.

El proveedor global de ciberseguridad, Check Point publicó recientemente unas predicciones referidas a los caminos por los que los hackers no éticos van a transitar en los próximos doce meses, haciendo mucho hincapié en las amenazas relacionadas con la crisis del coronavirus y a nuevas variantes de malware.

Ciberseguridad para afrontar la vulnerabilidad

Y es que desde el comienzo de la pandemia (cuarentena global incluida) los ataques usando como excusa la covid19 se han incrementado. De este modo, aunque en 2021 empieza a verse la luz al final del túnel, las empresas e instituciones tendrán que poner el foco en dos cuestiones.

  • Reforzar la prevención de amenazas en toda la red empresarial e institucional para evitar que los ataques avanzados se diluyan rápidamente por la estructura corporativa y aprovechen los puntos débiles de seguridad. Por eso es necesario invertir en proteger las redes, los entornos cloud, las aplicaciones y toda la información en general.
  • Las instituciones educativas siguen alternando lo remoto y lo presencial y tampoco se han librado de las malas ideas de los ciberatacantes. Es por ello que apostar por la ciberseguridad debe estar entre los principales objetivos del curso académico.

Ciberseguridad vs nuevas variantes de malware

La tecnología evoluciona sí, pero las estrategias de los hackers no éticos encuentran su sitio también en su empeño de generar un malware sofisticado.

El ransomware de doble extorsión cada vez es más recurrente. Este tipo de ciberataque consiste en infectar un sistema y pedir un pago a cambio de restablecerlo. En los últimos meses de 2020 el uso de este virus informático ha ido en aumento según recoge Check Point. Los ciberdelicuentes amenazan a la víctima con publicar información y para demostrar la veracidad de su soborno, publican una cantidad mínima de datos en la deep web y así aumentan la presión.

Otra de las apuestas para atacar la vulnerabilidad de las empresas e incluso de las personas es la de crear bonets persiguiendo la meta de generar toda una red para lanzar ataques a lo grande.

Por otro lado y aprovechando la marea de fake news de los últimos años, las técnicas digitales para falsificar vídeos o audios se han convertido en armas para influir en la opinión pública.

También debemos citar la necesidad de concienciación con la privacidad de nuestros datos a nivel profesional y personal. Cada vez más aplicaciones te piden acceder a datos personales o información confidencial. Por eso en este blog siempre hemos recomendado tener cuidado a la hora de dejar contraseñas guardadas en webs e incluso datos bancarios.

Seguros de ciberriesgo para un 2021 tranquilo

En definitiva, con este artículo pretendemos que tomes conciencia de lo imprescindible que es invertir en ciberseguridad para tu empresa en un tiempo en el que la vulnerabilidad digital está a la orden del día.

Nosotros por nuestra parte podemos ofrecerte soporte y solución aseguradora frente ataques y robo de información empresarial, así como seguridad jurídica y económica. Además, gracias a nuestra calculadora, puedes estimar tú mismo en cuánto se quedaría tu seguro de ciberriesgo. ¡Por un 2021 más seguro!

No Comments

Post A Comment