¿CÓMO HACER TU EMPRESA MÁS PRODUCTIVA? 

¿Cuáles son las claves de la productividad en tu empresa?

Las claves de la productividad, como ratio que mide el rendimiento de las personas en las organizaciones, son aquellos elementos que, siendo susceptibles de gestionarse, son capaces de ampliar el retorno que la inversión en el servicio/producto que entrega la empresa a sus clientes, es diferencial, competitivo y sostenible.

Por tanto, hay 3 claves que una empresa debe manejar para mejorar la productividad son: REVISIÓN CONTINUA DE TU CADENA DE VALOR, IMPULSO DECIDIDO POR TRABAJAR EN EQUIPOS EXTRAORDINARIOS y AMBICIÓN (sana). Las explico

Tener una cadena valor sencilla, en donde las fases que unen las ideas, las acciones, la conversión en servicio y/o productos que llegan al mercado y el cliente compra, y el servicio de postventa, sean todas ellas mejorables, cuestionables, digitalizables, explotables y mejorables bajo la premisa de escuchar y actuar activamente al cliente y al mercado.

Tener muy buenos equipos (cualificados en cualquier aspecto que requiera su desempeño y más allá), con alta carga de trabajo (el tiempo “ocioso” no sólo mata la productividad, sino que “aburre y convierte en un calienta-sillas” al empleado, por ello, la optimización organizativa es clave, y por ende, tener la capacidad de ajustar y ajustar la plantilla hacia arriba y hacia abajo en función de la carga de trabajo.

Mejor uno al 100% que dos al 50% y, bien pagados (salarios, si puedes, por encima del percentil 60-70, beneficios compartidos, flexibilidad para el desarrollo del trabajo, interés real y tangible por la calidad de vida del empleado, compromiso con su crecimiento, evolución, cambio, adaptación, mejoras, innovación, etc.)

Ambición. La empresa debe sembrar una cultura compartida de “ganar partidos”. Estar en equipos que aceptan la mediocridad, te lleva a la miseria. La ambición es un compromiso con el dolor de perder. Evidentemente se puede “perder” (un contrato, un cliente, un profesional, etc.), pero se debe sentir “un gran y compartido· dolor organizativo. Esa es la “ambición sana” por, a partir del dolor, sacar lo mejor de nosotros para regenerar el orgullo de luchar por ganar el próximo partido, reto o idea a alcanzar.

¿Consideramos la competitividad como la vara de medir la productividad o viceversa?

No. La competitividad sin Sostenibilidad, nos lleva a “burbujas” y a diseñar organizaciones que viven en la urgencia y apagando fuegos continuamente. Es decir, a organizaciones que nada sólo en el corto plazo.

¿Qué propone para que la productividad esté vinculada a resultados y no a modelos de trabajo? (es un hecho que la productividad aumenta con modelos híbridos, en remoto o con jornadas semanales de cuatro días,… pero la cuestión es sí es necesario acotar el tiempo de trabajo para ser más productivos o es una cuestión de disciplina y responsabilidad del empleado o depende de la cultura empresarial)

Creo que empezamos la casa por el tejado. La prioridad si queremos mejorar nuestra productividad no es trabajar menos horas.

Conseguir que el trabajo, su significado, los equipos a los que pertenecemos, la empresa y su propósito en el mercado, sean tan atractivos para mi desarrollo (me permita sacar lo mejor de mi cabeza, sentirme parte de un proyecto de mejora y de futuro, querer a mis compañeros y desear que nuestro trabajo sea nuestro sello de orgullo, sentir que mi remuneración me permite dar a mi familia y a mi mismo lo que necesito y nos hace felices,

ver que tengo el tiempo que requiero y necesito para temas que considero importantes y no están asociados al trabajo, ver que confían en mí, que puedo tomar mis decisiones, etc., y con ello, las horas de trabajo no se regulan por ley, sino que la ley que regula las horas de trabajo es la capacidad de la empresa de comprometerse con lo anterior.

Si empezamos pensando en que para tener a los profesionales con altos niveles de productividad es mejor trabajar 4 días por el mismo sueldo, sin revisar la competitividad y sostenibilidad de lo que hacemos (tareas, servicios, productos, capacidades, tecnologías, etc.), estamos equivocados, y los que más se adherirán a estas iniciativas serán los que tienen sueldos asegurados independientemente de la productividad de la empresa.

¿Hasta qué punto el registro horario beneficia o perjudica la eficiencia laboral?

 

Herramientas de productividad en el entorno de trabajo

No beneficia en nada a las empresas con firme determinación de formar un tándem con sus empleados, y pone marco a aquellas empresas que ven al empleado como mero recurso para alcanzar sus objetivos. Pero, y más actualmente, este tipo de empresas que no revisan continuamente de forma cuestionadora su cadena de valor, que no fomentan equipos de alto valor por encima de individualidades y que no se mueven en la ambición continua y sana por “ganar partidos”, desaparecerán.

 El II Barómetro Adecco Outsourcing sitúa a la Administración Pública a la cola de la productividad. ¿Qué lectura hacemos de ese dato?

Hay elementos sistémicos y estructurales en la cultura de la Administración Pública, y son:

o  La Administración se mueve con criterios ideológicos y no de productividad.

o  No existe el concepto de excelencia, que es dar más con menos. La Administración Pública siempre quiera dar más con más, y esos servicios “añadidos” se hacen con más gasto, con más impuestos y con escaso uso de la inteligencia empresarial

o  La eficiencia no es el motor de la Administración

o  No hay competencia, muchas veces porque no se quiere abrir el servicio público realizado con recursos privados por ideologías

o  La flexibilidad y ajuste de plantillas alineándolas con los contextos socioeconómicos, las demandas de los ciudadanos (poner al ciudadano, sus servicios y sus impuestos) y tecnológicos, no existe, por lo tanto, son organizaciones que crecen y crecen sin asociación con la productividad y necesidad de competitividad.

o  Por tanto, sin duda, estoy de acuerdo con ese dato,.., ¿pero habrá algún estadista español que decida abordar la estructura del Estado y sus servicios con criterios de productividad, competitividad y sostenibilidad?

 ¿Por qué vincular la productividad a los sueldos sigue siendo la gran asignatura pendiente en la empresa? (Con el permiso de los mandos y puestos directivos)

Porque vivimos con una Cultura garantista. Es decir, necesitamos un salario “fijo” (que lo recibamos mes a mes, independientemente de que la empresa vaya bien o mal, o la rentabilidad sea baja o alta), y la retribución variable, en muchos, muchos casos la asociamos con un “más a más”, y que además, se suele ver asociada a “objetivos” que no tengo ningún control sobre ello y además son casi inalcanzables.

Sería muy interesante poner una línea de soporte de salarios que, en gran medida, permitan la sostenibilidad de la empresa, y que en base a resultados, la productividad sería uno de los indicadores, los empleados accedan a una “bolsa” de retribución variable ligada a esos resultados que se han alcanzado y se pretendían alcanzar (tangibles e intangibles).

Si el 80% de la productividad se consigue con el 20% de nuestro tiempo. ¿Cómo rentabilizar el 60% restante?

En este caso, la primera idea es que tienes la empresa sobredimensionada entre un 60% y u 80%, es decir, no puedes atraer talento porque no pueden pagarlo, no puedes quedarte con los mejores porque no tienes dinero para ello, no puedes reinvertir porque tus costes de aplastan cada mes, seguro estás muy endeudado y al mínimo problema de tesorería los bancos te van a dejar colgado, etc.,

Por tanto, si es así, haz una reestructuración de inmediato, quédate con los mejores y haz un plan para revitalizar la empresa en su conjunto y ponerla en valor para los empleados.

¿Cómo gestionar las distracciones para hacerlas productivas?

De nuevo, foco en la carga de trabajo. Profesional ocioso, mal líder tiene.

El líder debe conocer a fondo el trabajo de cada miembro de su equipo: qué hacen, cómo lo hacen, cuándo y por qué lo hacen. Es crucial evaluar su eficiencia y su impacto, para así entender cuánto tiempo realmente están siendo productivos.

Con esta información, el líder puede diseñar un plan para mejorar la productividad y el progreso del equipo, logrando un equilibrio óptimo

No Comments

Post A Comment