El trabajo híbrido, el futuro de las empresas

trabajo híbrido

El trabajo híbrido, el futuro de las empresas

El teletrabajo irrumpió en la vida laboral de muchas personas a la misma vez que la pandemia. A nivel global muchas organizaciones han tenido que tomar esta metodología de trabajo como su principal vía para seguir manteniendo la productividad. 

La productividad incrementó considerablemente en el tercer trimestre de 2020 a pesar de que entre las plantillas exista la sensación de estar continuamente conectados.

Este dato lo recoge el informe El futuro del teletrabajo: del modelo remoto a un híbrido del Instituto de Investigación Capgemini. En Watch&Act hemos querido hacernos eco de él puesto que asegura que el enfoque organizacional será más híbrido para así poder gestionar los beneficios del trabajo en remoto y las expectativas de los empleados.

El trabajo híbrido, el enfoque del futuro

De este informe extraemos que el 63% de las empresas percibió un aumento en la productividad de sus plantillas debido a una reducción en tiempos de desplazamiento, a la adopción de herramientas colaborativas eficaces y a la flexibilidad en los horarios.

En este sentido la digitalización junto con el uso de tecnologías como la inteligencia artificial han permitido a muchas organizaciones continuar con su proyecto o incluso la reinvención de muchos departamentos/servicios.

Deteniéndonos en la productividad, el informe de Capgemini refleja que las funciones digitales y de TI (68%) son las más beneficiadas y le siguen en esta línea positiva los servicios de atención al cliente y los departamentos de ventas y marketing.

La productividad puede ir al alza con el trabajo híbrido

Las organizaciones que han participado en ese estudio prevén que esta productividad irá en aumento en los próximos tres años, concretamente se posicionan en una línea ascendente del 17%. En suma, el 70% de las compañías cree que el incremento de la productividad del teletrabajo puede mantenerse una vez haya pasado la pandemia. 

Sin bien, estas empresas apuntan que esto se logrará en función de la rapidez con la que las organizaciones aprendan y se reinventen atendiendo a la gestión del cambio en la mentalidad de las plantillas de los trabajadores y su adaptación individual y organizativa.

trabajo híbrido

La nueva realidad del trabajo híbrido según Microsoft

En la línea de necesidad de gestión del cambio, es imprescindible citar el macro estudio que ha realizado Microsoft, empresa que tiene claro que el futuro de las empresas pasará por aceptar el trabajo híbrido y generar un liderazgo empresarial que lo haga posible.

En este estudio se han reflejado las conclusiones extraídas tras encuestar a más de 30.000 personas en 31 países, además de un análisis de billones de alertas de productividad emitidas por LinkedIn y Microsoft 365.

Este informe arroja algunas claves importantes para facilitar esa tarea de encontrar un equilibrio entre los beneficios del teletrabajo y la presencialidad en la oficina.

La flexiblidad en los horarios

Si aceptas como persona al cargo de la dirección o como líder empresarial esa transición a un trabajo híbrido, la estrategia debe cambiar. Y no solo eso, también se deben comunicar las decisiones a la plantilla de trabajadores para que los cambios prosperen.

¿Qué necesitan los trabajadores? ¿Quién puede trabajar en remoto con más asiduidad y quién debe estar más tiempo en la oficina? ¿Cómo organizamos los tiempos presenciales y remotos? Hazte todas estas preguntas.

Sincronía entre lo físico y lo digital

El modelo de trabajo híbrido tiene que garantizar que las personas encuentren las mismas condiciones y material necesario para desempeñar su trabajo en la oficina y en casa o en el espacio que elija para trabajar en remoto.

La cultura colaborativa no solo debe limitarse a lo presencial. Los equipos deben remar hacia una colaboración física y digital: las salas de reuniones, por ejemplo, pueden aunar varios formatos.

Priorizar la cultura de empresa y la relación con los trabajadores

Nos hemos dado cuenta con la pandemia de la necesidad de humanizar más la rutina laboral. El trabajo híbrido irá bien si se refuerzan las relaciones de trabajo y se apuesta por incentivar a los equipos a formar parte de la empresa, a dejar la actitud pasiva y adoptar una actitud más proactiva.

La persona líder tiene que ser capaz de empatizar y atender a las necesidades de sus plantillas. Cada trabajador es único y sus motivaciones también, interesarse por ellas debe ser el primer paso para forjar un mayor compromiso.

Evitar llegar al agotamiento digital

En el estudio de Microsoft el 40% de los encuestados se sientes agotados. A esto se le unen las alertas de productividad de Microsoft 365 que notifican el agotamiento digital que sienten los trabajadores.

Ahora que todo se convierte en digital es importante trasladar a los trabajadores la necesidad de pausas y que deben saber que pueden parar. 

Tras leer estas claves y asimilar estos datos, ¿crees en el trabajo híbrido? ¿Están las compañías preparadas para la nueva realidad empresarial? ¿Muchas empresas volverán al modelo prepandemia?

No Comments

Post A Comment