Una empresa innovadora: ¿cómo conseguirla?

En los últimos años, el concepto de innovación ha irrumpido de golpe en el entorno empresarial. Esto ha hecho que muchas organizaciones tradicionales hayan tratado de reinventarse, persiguiendo esta innovación tan deseada a todos los niveles.

En este artículo te explicamos las claves para que las empresas evolucionen a largo plazo gracias a la innovación. ¿Te interesa? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es una empresa innovadora?

Las empresas innovadoras están continuamente tratando de actualizarse, cambiar y estar al día de las últimas novedades a nivel empresarial. Esto hace que ofrezcan productos y servicios nunca antes vistos, aportando mucho valor añadido.

Convertirse en una compañía innovadora no es tarea fácil, ya que se debe tener una base muy clara y estar bien preparada y organizada para emprender estas acciones. Será necesario que la dirección se plantee en primer lugar las estrategias que quiere definir, el papel del personal en este proceso o la cultura empresarial predominante.

Son los beneficios de la innovación los que cada día motivan más a los empresarios a apostar por este tipo de modelos.

Beneficios de implantar la innovación en tu empresa

Está comprobado que la innovación empresarial ofrece múltiples beneficios a las compañías que la aplican. Entre ellos, destacamos:

  • Eficiencia: implantar la innovación dentro de la empresa es sinónimo de ahorrar en costes. Todos los procesos serán mucho menos costosos tanto a nivel económico como a nivel de tiempo.
  • Marca: la innovación permite hacer un balance y saber hacia dónde se dirige el mercado. Esto permite que se puedan realizar cambios o mejoras en el servicio o producto.
  • Talento: otro de los grandes beneficios es que se atrae a mucho talento joven, ya que estos perfiles pretenden trabajar en empresas modernas y ágiles.
  • Adaptabilidad: salir de la zona de confort hace que todos los departamentos de la compañía se adapten a cualquier tendencia o contratiempo con mucha facilidad. También, ayuda a que los empleados se vuelvan más fuertes y se sientan cómodos en un entorno de riesgo.
  • Sostenibilidad: la preocupación por la crisis climática o el medio ambiente hace que los consumidores estén más dispuestos a comprar a negocios innovadores y socialmente responsables.

 

 

Cómo convertir tu organización en una empresa innovadora

Si quieres que tu empresa se convierta en un referente a nivel de innovación debes tomar nota de los siguientes aspectos:

Centralizar los objetivos

El primer paso y el más importante para empezar es integrar los objetivos de la organización con la innovación empresarial. Es decir, la innovación debe estar alineada con los objetivos de la misma y ayudar a conseguirlos.

Pensamiento “out of the box”

Siempre se debe tratar de crear productos y servicios que cubran necesidades que antes no se hayan podido satisfacer.

Innovación disruptiva y a todos los niveles

Si se va a producir un cambio de esta índole en la organización, deberá producirse a todos los niveles de la organización. Cada uno de los departamentos debe conocer de primera mano lo que está pasando y cuál es su papel en todo este proceso.

Visión de futuro

Para mantenerse a la cabeza de la innovación es necesario anticiparse a las futuras necesidades del mercado.
Además, una empresa no va a conseguir ser innovadora si no sale de su zona de confort. Ser capaces de reconocer un cambio en el entorno y adaptarse rápidamente a él nos hará únicos frente a la competencia.

Liderazgo y motivación

Aunque todos los niveles de la empresa estén involucrados en el proceso, es necesario que exista un equipo directivo basado en el liderazgo y la motivación. Este equipo será el responsable de crear y mantener la cultura innovadora en la organización, así como constituir un entorno interactivo dentro de la empresa.

Foco en el cliente

Por muchos cambios que se hagan internamente, si no se hace caso a los clientes se terminará fracasando. La focalización en el cliente objetivo es la clave para una empresa innovadora, ya que estos te indicarán cuáles son las necesidades reales que tienen. Con ello, podrás enfocar la innovación en que esas necesidades queden cubiertas y tus clientes satisfechos.

Siguiendo estos pequeños pasos estarás un poco más cerca de conseguir implantar el concepto de innovación en tu empresa. Aunque el camino sea mucho más largo, decidirse a hacerlo ya te acerca a tus objetivos. En Watch&Act somos expertos en ayudar a las empresas en el camino de la innovación ¿Hablamos?

No Comments

Post A Comment