Cómo evitar el desgaste profesional

La pandemia de la COVID-19 ,ha provocado un gran desgaste profesional (agotamiento físico y mental en quien lo padece) a causa del teletrabajo, el confinamiento y la crisis económica que ha generado múltiples despidos y el cierre de muchos negocios.

El desgaste profesional o síndrome Burnout, se encuentra en los problemas padecidos debido al ámbito laboral, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde el 2019. Tanto en problemas debidos al empleo como al desempleo.

 

El síndrome Burnout y el desgaste profesional

 

El síndrome Burnout se produce como consecuencia de las presiones y desequilibrios a largo plazo que sufre una persone en su ámbito de trabajo. Se puede asimilar al estrés.

Algunos de los síntomas que pueden aparecer cuando una persona está padeciendo este síndrome, son los siguientes:

  • Agotamiento, tan físico como mental
  • Cambios bruscos en el estado de ánimo
  • Bajada del rendimiento laboral
  • Desmotivación
  • Dolor de cabeza
  • …etc.

 

Trucos para prevenir el desgaste profesional

 

Trucos para prevenir el desgaste profesional

 

  1. Gestionar mejor el tiempo

Organizarse los tiempos y sacar momentos, ya sean diarios, semanales o mensuales, para dedicarse a uno mismo, es esencial. Pueden ser momentos para hacer actividades de ocio fuera de lo relacionado con el trabajo, pasar tiempo con la familia… o simplemente descansar.

  1. Poner límites

Aprender a decir <NO>, por no evitar dañar relaciones personales y/o laborales.

  1. Generar experiencias de éxito

Planificarse y ponerse objetivos realistas, ayuda a sentirse realizado y a alcanzar actividades de éxito en el trabajo.

  1. Identificar los momentos de pérdida de energía

Hay que aprender a identificar cuáles son las actividades que requieren una energía innecesaria y redirigirlas para evitar el desgaste.

  1. Pedir ayuda profesional si es necesario

Es totalmente normal necesitar en algunas situaciones ayuda de un profesional. Cuando una situación empieza a desbordarse o se escapa de obtener una solución con las herramientas emocionales que se tienen, pedir ayuda no es un fracaso. Quién reconoce que tiene un problema demuestra su valor y fortaleza.

 

 

No Comments

Post A Comment