Estrategias de Desarrollo de competencias

A raíz de la pandemia por covid-19, son muchos los que han sido conscientes de que vivimos en un entorno de cambio constante, acelerando así su necesidad de adquirir nuevas habilidades y competencias.

personas trabajando en oficina

Lo mismo ha ocurrido a nivel empresarial, abriendo de nuevo el debate sobre la importancia de desarrollar las competencias de los empleados para impulsar la productividad de la organización.

Desarrollo de competencias profesionales

Las competencias laborales se entienden como el conjunto de habilidades y destrezas que permiten a un empleado llevar a cabo con éxito las funciones que le corresponden en el cargo que ocupa. Es decir, cuando hablamos de competencias laborales hablamos de la capacidad existente para alcanzar los resultados proyectados.

Implementar estrategias que permitan desarrollar las competencias laborales de los trabajadores de una organización es indispensable si se quiere alcanzar el éxito a largo plazo.

Además, incorporar estas estrategias brinda múltiples beneficios tanto para los empleados como para la compañía. Por un lado, la compañía se situará a un nivel competitivo mucho mayor, mientras que los empleados estarán mucho más cualificados. 

Para conseguir esto primero se deberá evaluar el desempeño de la empresa. Una vez hecho esto, será el momento de idear las estrategias que mejor se adapten a la organización.

Beneficios de desarrollar y fortalecer las competencias profesionales

El desarrollo de estrategias para ampliar las competencias básicas en tu organización te traerán múltiples beneficios como son:

  • Aumento de la satisfacción de los clientes.
  • Mayor rendimiento en las ventas.
  • Menos rotación de personal.
  • Ventaja competitiva ante la competencia. 
  • Potencia el desempeño y la satisfacción laboral de los empleados.

equipo con manos unidas

Estrategias para ampliar las competencias laborales

Como ya hemos mencionado, vivimos en una sociedad que está en constante cambio y evolución. Por ello, aquí te dejamos varias formas en las que las organizaciones pueden ampliar las oportunidades de desarrollo de las competencias de sus empleados:

Crear una cultura de aprendizaje continuo

Este tipo de iniciativas no pueden iniciarse y concluirse de un día para otro, sino que requieren de trabajo y dedicación por parte de la compañía. 

Por tanto, para que el trabajo sea relevante y los cambios calen en la organización es necesario establecer una cultura continua de aprendizaje. Retroalimentar de manera constructiva y personalizada a los empleados permitirá desarrollar su sentido de la autonomía.

Equipo multidisciplinares

Una estrategia clave para el desarrollo de las habilidades es hacer que nuestros empleados se sientan parte de un todo. ¿Cómo? Poniendo en marcha proyectos conjuntos, en los que se promueva el sentido de pertenencia, el interés, la motivación y la responsabilidad del empleado.

Trabajando en equipo en lugar de adjudicar tareas de manera individual hará que exploren nuevas áreas de especialización, establezcan relaciones y prueben con nuevas habilidades

Rotación de puestos de trabajo

Esta estrategia implica poner a un colaborador de manera temporal en otro puesto que no le corresponde durante un periodo de tiempo determinado. Trabajar desde un puesto totalmente diferente potenciará la capacidad de reacción de la persona en cuestión, al mismo tiempo que se potencia la cultura del aprendizaje.

De esta manera, también se podrán detectar sus fortalezas y debilidades, transformándolo en un profesional íntegro y competente. 

No Comments

Post A Comment