Tips para redactar buenos correos electrónicos en el trabajo

imagen de manos usando un ordenador portatil referente a correos electronicos

Los correos electrónicos, también conocidos como e-mail, son un servicio de red que permite mandar y recibir mensajes con múltiples destinatarios o receptores, situados en cualquier parte del mundo.

Si deseas mejorar tu estilo al redactar un correo electrónico profesional y conseguir el efecto deseado en el receptor, asegúrate de seguir una serie de reglas innegociables y así dominar esta herramienta de la ofimática.

Hay dos aspectos primordiales aquí: por un lado, el diseño del contenido, y por el otro, los aspectos técnicos y formales.

El primer punto se aplica a cualquier comunicado de carácter profesional, ya sea electrónico o postal. La segunda categoría es más específica de las particularidades del medio y, por lo tanto, se focaliza en el ámbito digital.

Ahora te presentamos algunos tips para redactar buenos correos electrónicos

 

1. Cautiva desde el asunto

Todos sabemos que lo primero que vemos al recibir un correo electrónico es el remitente y el título del correo. Así que intenta siempre cautivar desde el primer correo.

2. Contenido siempre útil

Hoy en día, las personas no tienen mucho tiempo disponible para ciertas tareas. Por ello, es importante redactar lo más conciso y claro posible, pero brindando una solución, informando oportunamente o generando interés. Hay que tener en cuenta al remitente y lo que se busca transmitir.

3. Cuida el cuerpo

El cuerpo del mensaje debe tener un lenguaje formal pero claro, y un tono que dependerá de a quién se dirija pero que siempre sea respetuoso.

La estructura deber ser: saludo, idea, conclusión o propuesta y despedida.

4. Longitud

La idea es ser tan informativo y preciso como sea posible. Ya que hoy en día no contamos con mucho tiempo, al lector le facilita mucho las cosas un texto con un contenido detallado pero preciso, sin párrafos innecesarios.

5. Gramática y ortografía

Es primordial tomarse la molestia de comprobar si la versión final del correo electrónico contiene errores. Muchas aplicaciones para email tienen correctores automáticos, no obstante, es recomendable no confiarlo todo a los mismos, sino comprobarlo por uno mismo.

6. Prioridad

Algunos programas de correo electrónico establecen niveles de importancia. Por eso, a veces los remitentes marcan los correos como especialmente importantes. La parte negativa es que generalmente cada remitente considera su correo prioritario, sin contar con que al final deber ser el lector quien decida la importancia de los correos recibidos.

Siempre que sea posible, evita el uso de esta función, en caso contrario, el receptor podría molestarse al comprobar que el correo marcado por importante, lo considera de baja prioridad.

7. Firma

Muchas personas prestan poca atención a la firma del correo electrónico o la usan de forma incorrecta. La creación de una firma es muy importante y ésta debe proporcionarle al receptor la siguiente información sobre el emisor del correo:

-Nombre completo

-Posición dentro de la compañía

-Dirección

-Teléfono

 

Te recomendamos aplicar desde ya estos consejos a tus correos electrónicos profesionales, para que así puedas contribuir a un buen ambiente laboral en la comunicación interna y externa y generar confianza en tus prospectos al leer cada uno de tus correos.

 

No Comments

Post A Comment