Los ciberataques más comunes: aprende a evitarlos

Cada vez estamos más acostumbrados a escuchar que se ha producido un ciberataque o una estafa a través de Internet. Pero no te preocupes, detectar estos ataques y prevenirlos es posible si conoces cuáles son las técnicas habituales que utilizan estos ciberdelincuentes.

Aunque pueda parecer irrelevante, estar al tanto de cuáles son los ciberataques más comunes puede salvarte a ti y a tus seres queridos de más de un susto. 

¿Cuáles son los ciberataques más comunes?

Phishing

Es uno de los ciberataques más comunes, y consiste básicamente en una suplantación de identidad. Su nombre está formado por las palabras password y fishing, y viene a decir que el ciberdelincuente buscará capturar información confidencial de los usuarios por medio de engaños y comunicaciones fraudulentas.

Tratar de contactar contigo a través de una vía de comunicación común o del día a día pretendiendo ser fuentes confiables para que caigas y les des información confidencial. 

La vía habitual de comunicación por excelencia en este tipo de ataques es el correo electrónico, por lo que tendrás que ser muy precavido y mirar con lupa los correos que te llegan y que puedan resultar sospechosos.

Puedes aprender más sobre esta mala práctica en nuestro artículo de blog sobre phishing

Contraseñas

Los ataques a contraseñas o ataques de fuerza bruta utilizan un sistema automatizado que les permite atacar empleando diferentes combinaciones de contraseñas hasta dar con la adecuada. Por ello, cuanto más sencilla sea la contraseña menos tardará este sistema automatizado en dar con la clave. 

La mejor manera de evitar que esto ocurra es:

  • Utilizar contraseñas seguras que combinen letras mayúsculas, minúsculas, códigos y números.
  • No tener las mismas contraseñas en todos tus registros, ya que si dan con una de ellas seguro que probarán en otras cuentas que también tenga tu usuario para usurpar más datos e información. 
  • Cambiar las contraseñas cada cierto tiempo (mensual, trimestralmente…).

 

Malware

El malware es un término que se utiliza para referirse a un software malicioso. Es decir, hace referencia a todos aquellos programas malignos que se encargan de confundir, capturar y controlar el sistema informático de cualquier usuario. Algunos de los más comunes son el virus, el ransomware o el spyware.

La metodología de actuación es sencilla: colocan pequeñas “trampas” y esperan a que el usuario caiga en el engaño para poder tomar el control de sus sistemas. Además, una vez dentro de ellos, pueden bloquear accesos, instalar otros malwares o alterar ciertos componentes del equipo.

Ataques de intermediarios

Conocidos también como Man-in-the-Middle (MitM) o ataques de escucha secreta, hacen referencia a cuando alguien se ha entrometido dentro de la comunicación o la transacción que se produce entre dos usuarios. 

Los lugares más comunes donde se suelen dar este tipo de ataque son en las redes de Wi-Fi público o en dispositivos donde ya se haya instalado un malware. Por ejemplo, si te conectas a una red de Internet pública que esté interceptada, desde el segundo 0 el ciberdelincuente ya podrá comenzar a robarte datos o información. En otras palabras, una vez haces clic o caes en la trampa ya tendrán vía libre a todos tus dispositivos infectados. 

Estos son tan sólo algunos de los ciberataques más comunes. Por desgracia, cada vez se perfeccionan más y consiguen seguir atacando dispositivos y robar datos e información.

Por ello, lo que se debe hacer en estos casos para asegurar la protección de tus dispositivos es contratar un seguro de ciberriesgo

En Watch&Act somos especialistas en seguros de ciberriesgo para empresas y particulares. Nuestra larga trayectoria nos avala, asegurando la información de millones de personas. Estamos hablando de tu seguridad, la de tu empresas y la de tus empleados, no lo pienses más y contacta con nosotros para más información. ¡Te esperamos!

No Comments

Post A Comment