Volver a conciliar la familia y el teletrabajo

Llega septiembre y con él, nuevos comienzos, retos y propósitos laborales.

Las empresas cada vez están más concienciadas sobre la necesidad de implantar ciertas políticas, por su bien y el de sus trabajadores, entre ellas, se encuentran la conciliación familiar y no perder la productividad de los trabajadores en las jornadas de trabajo en remoto.

Estas son dos de las realidades, que deben hacer frente las empresas para adaptarse al entorno competitivo actual.

El teletrabajo se ha convertido en un mecanismo esencial para reforzar la conciliación entre la vida familiar y laboral. Es una oportunidad para ofrecer más flexibilidad a sus empleados y experimentar nuevos formatos laborales.

¿Cómo favorece el teletrabajo a la conciliación familiar si se desarrolla en un mismo espacio? Es un hecho que el teletrabajo es una ayuda que facilita la conciliación familiar, pero a su vez, es un gran reto.

La unión de estos dos conceptos puede representar una trampa, por ello, hay una necesidad de saber dónde están los límites y poner en marcha ciertas pautas para que el trabajo no se convierta en parte de tu familia y a su vez, que la solución no se convierta en un problema.

Para armonizar el teletrabajo en nuestro domicilio es imprescindible habilitar un espacio propio, iluminado, ordenado y aislado que se utilice, exclusivamente, para desempeñar la actividad laboral. El fin es no perder la concentración, por esta razón es obligatorio mantener la rutina, marcarse objetivos y fijar fechas de entrega de cada una de las tareas para organizarse y ser más productivos. Y lo más importante, saber desconectar. La desconexión, también, es parte de la conciliación familiar y al trabajar desde casa se tiende a caer en el error de no saber desconectar.

La cultura del presentismo, en nuestro país, hasta ahora ha sido lo habitual. Sin embargo, las ventajas del sistema flexible comienzan a hacerse visibles, ya que las empresas consideran que este sistema permite un buen desarrollo para la salud mental de los trabajadores.

La OMS define la salud mental de los trabajadores como “un estado de bienestar en el que la persona es capaz de hacer frente al estrés normal de la vida, de trabajar de forma productiva y de contribuir a su comunidad”.

¿ES POSIBLE UNA CONCILIACIÓN EFECTIVA?

Las empresas aspiran a alcanzar modelos híbridos para que haya un balance óptimo entre atender las necesidades familiares y el rendimiento en el puesto de trabajo.

Priorizar en los aspectos no tan profesionales de los colaboradores de una entidad, es un gran beneficio para las empresas, ya que puede ser un factor para la captación de talento y compromiso con la organización.

Todavía queda un largo recorrido para lograr una conciliación familiar perfecta y adaptada a la mayoría, no obstante, existen medidas que fomentan este aspecto como el permiso de lactancia, una autorización que permite la ausencia durante 1 hora de cada 8 de la jornada laboral desde el nacimiento del niño hasta los 9 meses.  Los permisos de paternidad retribuidos, que desde el pasado 1 de enero, tanto el padre como la madre disponen de las mismas semanas de baja.

De las más utilizadas, se encuentran la reducción de jornada laboral, el derecho que se le otorga a los padres por el cuidado de hijos menores de 12 años y la solicitud de excedencia por cuidado de hijos y familiares. Esta reducción y suspensión del contrato laboral afecta tanto a las horas de trabajo como al salario del progenitor que lo solicita.

Es momento para que se definan estrategias y objetivos para la flexibilización del trabajo y asumir la realidad de miles de trabajadores en torno a la organización familiar.

No Comments

Post A Comment